Uruguayo partidista

Nace así una entrada nueva a éste blog…
Es quizá la naturaleza humana el buscar posiciones, puntos de concordancia y de rivalidad lo que fomenta ésta actitud no solo yorugua, quizá latina?
No lo se, pero hoy escribo cosas que veo desde mi niñez, que sin dudas están presentes al día de hoy en la sociedad en la que vivo.
Solemos tomar partido en todo, incluso en lo más detallista sin importancia. Tomar un partido y aferrarnos en forma necia y defender la posición a toda costa.
Tomamos un partido en lo político, cosa que es necesaria para poder votar y elegir el camino de nuestra sociedad… si es que realmente funciona.
Tomamos partido ante las posiciones sociales y como actuar. Es parte de nuestro carácter y define en parte lo que somos, quienes somos y lo que hacemos.
Y un montón de aspectos esenciales de la vida que, sin esa postura personal y a la vez de masa, no podríamos socializar o llevar a delante una sociedad.
Pero tomamos muy a pecho posiciones partidarias en ámbitos no necesarios o incluso donde incluso es dañina la forma aguerrida con la que nos posicionamos.
Tomamos partido con los deportes, algo quizá no muy loco pero si al hacerlo como si la vida dependiera de ello. Porque al tomar de ese modo esa posición, realmente así es, la vida depende de ello. Mueren personas y muchas son lastimadas por tomar una posición de batalla en cuanto a lo que implica defender colores en una tela. Dirán que la guerra es lo mismo, es por una bandera pero no es así, es por un territorio y muchas veces sin sentido de todas formas…
Incluso en las organizaciones no gubernamentales las personas toman partido, inician batallas sin sentido con otras ONG. Clubes sociales que hacen lo mismo o incluso de distintos fines, tienen conflictos que diezman sus esfuerzos por el fin común.
No hablo desde la ignorancia, lo digo porque participé y participo en forma activa de diferentes ámbitos donde la visión del motivo se vuelve desenfocado por la miopía social que es generada por tomar una posición de batalla ante cualquier pequeño asunto.
La ong en la que estoy y de la cual formé parte activa mucho tiempo no se ha salvado de ésta miopía social. Las personas que se han ido no logran dejar de lado las diferencias, prefieren irse y comenzar una batalla desde el exterior contra la ong de la que formaron parte, con quienes comparten los grandes ideales y difieren solo en detalles, perdiendo de éste modo el foco de lo que los moviliza realmente.
Pero no solo es con quienes se alejan, también se inician batallas internas que diezman quizá más los esfuerzos por el fin en común, siendo quizá el peor de los males.
Ver montones de personas dispersadas en distintos núcleos que buscan un fin común quizá muy importante para la sociedad o la naturaleza, que desperdician los recursos en batallas competitivas o batallas internas que no llegan a nada más que la destrucción es algo que no puedo parar de ver en éste país.
En el Uruguay si buscas Scouts encontraras 3 grandes núcleos que batallan entre si, si buscas radio aficionados, encontraras varios clubes que se tiran veneno, si buscas ong sociales encontraras montones que inician batallas contra otras, si buscas ong’s ambientalistas encontraras pocas y las que hay tienen siempre detractores que formaron parte y hacen esfuerzos por tirar tierra encima. Y en todas encontraras batallas internas que consumen las opciones.
Lo que sí me gustaría destacar, es que incluso así, todas salen adelante y tienen personas que trabajan para tratar de compensar esa miopía.
En lo personal trato de no olvidar porque entré en un principio y si veo que caigo en el error de tirar tierra al momento vuelvo a dar esa llama de esperanza y relatar el verdadero espíritu de esos grupos sociales y contar los méritos. Después de todo, cada uno tiene que poder resolver si comparte o no los caminos de los demás y tiene derecho a conocer lo bueno y lo malo de mano propia. No podemos ser negados y tenemos que recordar que entramos a esos grupos sociales por una razón y de seguro la razón fue buena.
El cambio y los logros siempre se alcanzan remando juntos en el mismo sentido, si no quieres remar está bien, pero si remas en el sentido opuesto no avanza nadie y nunca se logran esas metas por las cuales te sumaste.

Se mejor cada día…